Variedades de café y sus características

fruta café madura

 

¿Quieres saber qué tipos de café hay y en qué se diferencian? Aquí explico a grandes rasgos qué variedades de café hay y cuáles son sus características para que te hagas una idea y puedas elegir el café en base a tus gustos o necesidades.

Para empezar, debes saber que la planta del café se llama cafeto. El fruto de esta planta se llama drupa, tiene el tamaño de una cereza y en su proceso de madurez pasa del color verde al rojo. En su interior tiene dos semillas separadas. Estas semillas son lo que conocemos como granos de café.

Estos granos pueden ser de color verdoso a blanquecinos como el cacahuete y, según el proceso de tostado van adquiriendo un color marrón oscuro.

Aunque existen varios tipos de café, se usan principalmente dos variedades; el café Arábico y el café Robusta. Cada uno tiene unas características específicas que le hacen diferenciarse bien del otro. Si se prueban en el mismo momento y por separado, se nota mucho la diferencia que hay entre ellos.

El Arábico es alargado y la línea del medio hace como una ligera «S». Su sabor es tirando a dulce, afrutado y aromático. Su precio es un poco más elevado que el robusta. 

El Robusta es más redondo y la línea del medio es más recta. Su sabor es mucho más amargo, tiene más cafeína y su elaboración produce más crema de café que el arábica.

Grano de café arábica
Grano de café robusta

Si no te gustan los gustos tan opuestos, puedes hacer una mezcla de las dos variedades. El porcentaje de la muestra dependerá mucho de cómo te gusta tomarte el café, a quien le guste más amargo le interesará más poner más granos de robusta que del arábica y a quien le guste más dulce tendrá que invertir el porcentaje. 

¿Qué es el café torrefacto?

El café torrefacto es aquel al que se le ha añadido azúcar en el proceso de tostado (suele ser un máximo del 15% de azúcar). Al alcanzar las temperaturas tan altas de tueste, el azúcar se carameliza y se adhiere a los granos de café convirtiéndose en una capa casi impermeable que mantiene el café durante más tiempo. Esta capa hace que se vean más oscuros y brillantes (puede verse en las imágenes añadidas). Esto en la infusión se traduce en más densidad, con un sabor más amargo aunque con toques caramelizados y un color más oscuro en el café ya elaborado.

Suele usarse con la variedad de café robusta, por lo que tiene más cafeína y además, es más económico que el café arábica. 

Café torrefacto
Café natural

Esta técnica empezó a hacerse hace muchos años para conservar los granos de café en buenas condiciones y aguantar  los largos viajes hasta su destino de venta o para abaratar el café en tiempos de escasez de la posguerra.

Ya no se usa en la mayoría de países donde prefieren el café natural, pero en España (uno de los pocos que lo mantienen) se sigue consumiendo por una mezcla de costumbre y añoranza por el café de siempre. Realmente es mucho más sano el café natural, en el que además, se encuentran muchos matices frutales y florales que no se encuentran en el café torrefacto.

...Y el café mezcla.. ¿qué es?

Podríamos pensar que el café mezcla hace referencia a la mezcla de las dos variedades de café tanto en tueste natural como en torrefacto (mezcla de arábica con robusta), pero la verdad es que se refiere a la mezcla del café torrefacto con el café natutal. (Qué decepcionante es saber esto, verdad?)

Ahora se está poniendo de moda probar nuevas mezclas de café de tueste natural, pero se debe mirar bien a qué mezclas se refiere para que no te engañes al comprarlos.

 

Ya conoces las variedades de café más comunes y sus características. Seguramente ahora seas más consciente y más curioso cuando notes esas notas frutales o amargas en tu café expreso.

Puede interesarte

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: