Cómo hacer café en una cafetera de cápsulas

La cafetera de cápsulas es muy rápida, cómoda y limpia. Basta con poner la cápsula en su ranura y «darle al play» para tener un café en el instante. Además, tiene gran variedad en intensidades de café, chocolates y té. Algunas incluso te preparan el café frío, perfecto para los días de calor en los que te apetece refrescarte un poco.

El café que hace esta cafetera suele ser intenso y corto, aunque en muchos modelos puede personalizarse la cantidad de café que quieres que salga obteniendo así un café más largo y un poco más suave. Se puede elegir también el tipo de café, puesto que estas cafeteras tienen una gran variedad de intensidades y sabores que pueden resultar muy interesantes.

Ahora también han avanzado con las cápsulas y las hay reutilizables. Las rellenas con el café molido que prefieras y listo para tomar. Estas nuevas cápsulas son ideales para usar el café recién molido (debe ser muy fino) y disfrutar así de un café más artesano de manera instantánea.

Es perfecta para quienes desayunan una taza de café pero no tienen tiempo porque van con el tiempo justo. O para las oficinas o salas de reuniones por su facilidad de uso y porque no manchan nada.
En cambio, si formas parte de una gran familia a la que le encanta el café, es mejor que te decantes por la cafetera de goteo o la italiana. Puedes ver también las cafeteras expreso, que al usar café molido comprado al peso, te resultará bastante más económico y disfrutarás del café expreso como el que pueden ofrecerte en cafeterías.

Si acabas decidiéndote por una de éstas cafeteras, te recomiendo que pruebes primero todos dos tipos de café que ofrece antes de comprarla (por amigos que la tengan,familiares o stands de pruebas de supermercados). Sería de muy mala pata que compraras una cafetera porque parece la más interesante y luego no te guste su café.

Hay cafeteras manuales (tú accionas el botón para que se ponga en marcha y le vuelves a dar para que deje de salir agua) o automáticas (tienen las medidas de agua predefinidas y se paran solas). En estas últimas, algunas incluso pueden personalizarse programándolas para que caiga una cantidad concreta de agua.

A la hora de elegir una cafetera debes tener en cuenta el tipo de cápsula que usa y el precio a la venta. Una cafetera muy económica puede llegar a salirte cara porque las cápsulas son más caras que en otros modelos. En cambio, una cafetera con un precio más elevado, puede serte más rentable porque el precio de sus cápsulas es más económico.

Aquí te pongo un enlace a una cafetera de cápsulas que podría resultarte interesante. La Tassimo Sunny de Bosch.  Es una de las cafeteras más vendidas por su precio y su buen resultado. El enlace es de Aliexpress, pero no te asustes, lo envían desde España en tres o cuatro días. Si prefieres ver otra en Amazon, aquí tienes la más vendida para que puedas comparar.

Cómo preparar café en una cafetera de cápsulas

En primer lugar debes llenar el depósito del agua. Suele estar situado en la parte trasera de la cafetera. Algunos depósitos de agua son bastante pequeños, por lo que deberás estar pendiente de que no se vacíe mientras está haciendo café para no dañar la caferera.

Una vez llenado el depósito, ya puedes poner la cápsula en su lugar. Suele estar en la parte de arriba o en el frontal, depende del modelo. Debes tener mucho cuidado con el tipo de cápsula que lleva tu cafetera, no todas las cápsulas valen para todos los modelos.

Debes tener en cuenta además, que las cápsulas «compatibles», aunque son más económicas, pueden dañar la cafetera y no entraría en la garantía del fabricante.

Después de colocar la cápsula, pones tu taza en la bandeja de la cafetera y ya puedes accionarla.  ¡¡Buen provecho!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: